Este próximo fin de semana se disputará el maratón de Londres, y allí estará Wilson Kipsang, ganador de este maratón en dos ediciones, en el año 2012 y en 2014. Además, terminó en segunda posición en la edición de 2015 y consiguió la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres, por lo que podemos considerar que Londres es su segunda casa.

Wilson Kipsang

Wilson Kipsang, una estrella en Londres

Wilson Kipsang disfruta corriendo en el maratón de Londres porque, tal y como él mismo dice “Londres es una de mis carreras favoritas porque he ganado en dos ocasiones”. También ha conseguido importantes victorias más allá del maratón de Londres, como por ejemplo, el maratón de Nueva York y el de Berlín.

En 2013, en Berlín, consiguió el récord del Mundo de maratón cuando corrió en 2:03.23, mejorando los 2:03.38 de su compañero Patrick Makau, que había conseguido en 2011 en el mismo Berlín. En estos momentos está situado en segunda posición del ranking de todos los tiempos en la distancia de maratón, ya que solamente, el también keniano Dennis Kimetto ha corrido por debajo de la marca de Kipsang. El récord tan solo le duró un año, cuando el 28 de septiembre Kimetto corrió en 2:02.57 para arrebatarle el récord del mundo a Kipsang y ser el único hombre en la historia de bajar de las dos horas y tres minutos.

A lo largo de su carrera deportiva, Wilson Kipsang ha sido capaz de corre dos veces por debajo de 2:03. La primera fue en 2011, cuando intentó atacar el récord de Makau quedándose a escasos segundos y terminando en 2:03.42. La segunda vez que lo hizo, fue en el ya comentado Berlín de 2013 consiguiendo en aquel entonces ser el hombre más rápido del planeta. También ha conseguido correr 4 veces por debajo de 2 horas y 5 minutos: 2:04.29 en 2014 y 2:04.44 en 2012 le reportaron la victoria en Londres; 2:04.47 en 2015 cuando terminó en segunda posición; y finalmente, 2:04.57 en Frankfurt, en 2010.

Wilson Kipsang tiene un extraordinario historial deportivo, pero no está satisfecho. Quiere conseguir la medalla de oro en Río, pero antes hará una parada en Londres, en busca del récord mundial de la distancia.