Terminó el Campeonato del Mundo y hay que hacer balance

Campeonato del Mundo
AFP PHOTO / OLIVIER MORIN

Una vez terminado el Campeonato del Mundo de Atletismo disputado en Pekín, toca hacer balance. A estas alturas, son muchos los resúmenes y las opiniones vertidas sobre este Campeonato del Mundo. Cada uno tiene su opinión acerca del balance de la actuación española en Pekín, pero en lo que coincidimos todos, es que la selección española no ha mostrado su mejor imagen.

En las propias palabras del director técnico de la RFEA, Ramón Cid, “hemos tenido una actuación, en general, muy floja”. Esto es debido a que una gran parte de los atletas que se desplazaron a Pekín no han mostrado su mejor versión. Esto puede haberse dado por distintos motivos, pero sea cual sea, hay que tener en cuenta que cuando el objetivo de un atleta es conseguir la mínima para participar en un Campeonato del Mundo, es muy difícil rendir allí en buenas condiciones.

De esta forma, han sido muchos los atletas que han acudido a Pekín ocupando las últimas posiciones. Además de las cada vez más exigentes mínimas que impone la IAAF y el nivel en aumento de países de África, por ejemplo, cada vez se hace más difícil acudir, y rendir bien, en un Campeonato del Mundo. Pruebas de fondo, dominadas por atletas africanos, que ya empiezan a despuntar en pruebas de lanzamientos, junto con el bajón de nivel de la selección española en pruebas de mediofondo, hace que estos sectores sean inalcanzables si hablamos de medalla.

Pero más que hablar de fracaso, nosotros preferimos hablar de una mala actuación. Y es que, como ya hemos comentado, cada vez será más difícil sacar buenos resultados en Campeonatos del Mundo. ¿Por qué? Pues por la simple razón que países, donde tradicionalmente practicaban solamente algunas pruebas, ahora están empezando a despuntar en otras. Además, si a esto le añadimos que hay países que están contratando entrenadores extranjeros para mejorar en pruebas donde prácticamente no tenían presencia internacional y países que están nacionalizando atletas para reforzar parte de su equipo, hace que el nivel general del atletismo mundial aumente. Es posible que alcanzar los récords mundiales sea una tarea muy difícil, pero a medida que el nivel medio vaya subiendo, tarde o temprano el nivel de los primeros clasificados, subirá.

Y esto es lo que tiene que buscar el atletismo español: conseguir aumentar el nivel medio para que dentro de un tiempo, aumente el nivel de los primeros atletas. Nuestro deporte hay que verlo como una pirámide, y cuando más grande sea la base, más grande será la parte de arriba. Esta es la única forma de que el atletismo progrese, y mientras esto no ocurra, nuestro atletismo se quedará estancado.

Es verdad que, como dice Ramón Cid, “tenemos poca aristocracia”, pero la tenemos. Atletas como Ruth Beitia, Miguel Ángel López, Borja Vivas, Kevin López, Javier Cienfuegos o Eusebio Cáceres (que no pudo estar en Pekín por lesión), además de ser grandes atletas, representan los valores del deporte a la perfección. Pablo Torrijos, por ejemplo, tiene el apoyo de todo un club de fútbol como es el Vilareal, y eso, lo tienen pocos deportes.

La próxima cita a nivel internacional será el Campeonato del Mundo de Pista Cubierta, que se disputará en Portland, del 17 al 20 de marzo. Allí, todavía será más difícil que la selección española haga un buen papel, ya que la pista cubierta es mucho más complicada que el aire libre. Pase lo que pase en Portland, tenemos (o tendrán) que dejar la palabra “fracaso” de lado y sacar conclusiones que sirvan para mejorar. Nosotros, intentaremos hacerlo.

SomosAtletismo es el portal líder en información sobre atletismo. Si quieres estar a a la última de todo, no dudes en visitarnos cada día