¡Qué bueno que volviste, Germán!

German Chiaraviglio

12 de julio de 2003, Sherbrooke Canadá. Germán Chiaraviglio se proclama Campeón del Mundo juvenil con una marca de 5.15. 19 de agosto de 2006, Beijing, China. El astro argentino repite triunfo, pero esta vez en categoría Junior y con una marca de 5.71, lo que supone una nueva plusmarca nacional argentina. Así empezaba la historia de Germán Chiaraviglio, el hombre que apuntaba a lo más alto. Compartiendo entrenamientos con la más grande, Yelena Isinbayeva, y con el hombre que guió los pasos del mítico Bubka, Vitaly Petrov. El camino de Chiaraviglio solo había hecho que comenzar. Pero lo que todo apuntaba a ser un camino de rosas, pronto se convertiría en un calvario.

12 de junio de 2015, German Chiaraviglio consigue la medalla de oro en los Juegos Suramericanos en Lima, Perú, con una marca de 5.70. 9 años después, el atleta argentino consigue estar en sus marcas, en su mejor momento. Y es que solo él sabe por lo que ha pasado. Después de estos 9 largos años, por fin ha conseguido lo que tanto deseaba.

GERMÁN CHIARAVIGLIO HA VUELTO PARA QUEDARSE

Su padre fue saltador de pértiga. Su hermano Guillermo (19/07/1984, 5.20) es saltador de pértiga y se hermana Valeria (09/04/1989, 4.20) es saltadora de pértiga. No había ninguna duda que German Chiaraviglio (16/04/1987, Santa Fe, Argentina) terminaría haciendo pértiga. Tiene las condiciones ideales que requiere un saltador de pértiga. Pero no todo siempre es como uno desea. German Chiaraviglio, después de haberse proclamado Campeón del Mundo en dos ocasiones, estuvo a punto de dejar el atletismo, y es que entre los años 2008 y 2014 nada salía como él quería. A pesar de ir a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el argentino no guarda un buen recuerdo. Al año siguiente, en 2009 empezaron los problemas en su tobillo izquierdo y en marzo del 2010 se operó. Estuvo un año y 10 meses sin competir. En 2011 consiguió saltar 5.50 pero no fue capaz de llegar a los 5.60 que le pedían para acudir a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ni conseguir la mínima para acudir al Campeonato del Mundo en 2013. En 2014, la tónica era la misma y el atleta argentino no conseguía estar en sus marcas.

Parecía, como todos decían, que German Chiaraviglio se había terminado. Algo muy común hacer este tipo de afirmaciones en Argentina, aunque aquí en España también tenemos esas costumbres. Pero el argentino insistía e insistía. Él no se conformaba con lo que fue, y quería volver a estar. Ahí, arriba, entre los mejores.

Ahora, con una madurez ya consolidada y después de haberse quitado la mochila, tal y como él mismo dice, el atleta argentino está otra vez en su mejor momento y afronta esta temporada con muchas ganas. A la vista está el Campeonato del Mundo de Pekín, en el mes de agosto, y el próximo año los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, cerca de su casa. Pero su primera parada serán los Panamericanos de Toronto. Germán Chiaraviglio no quiere pensar en las marcas, ni en el récord argentino, para él haber vuelto a saltar 5.70 le hace retomar la confianza perdida. A partir de ahora, cada centímetro de más será un paso de gigante.

¡Qué bueno que volviste, Germán!

SomosAtletismo es el portal líder en información sobre atletismo. Si quieres estar a a la última de todo, no dudes en visitarnos cada día