El próximo viernes 1 de abril se disputará la 4ª edición del maratón de Palestina. Un maratón que sirve de fiesta. Un maratón obligado a dar vueltas a la ciudad de Belén porque un muro impide ir más allá del camino. Un maratón que pretende ser la unión, la esperanza … las ganas de vivir, y de correr. Un maratón que sirve de tregua, al menos por un día, y donde el sonido de los drones es sustituido por el sonido de las pisadas. Un maratón, en definitva, que nació para luchar por los derechos humanos y que año tras año consigue hacerse un nombre a nivel internacional y dar visibilidad a un pueblo.

Flickr | Signe Vest

Flickr | Signe Vest

Dos semanas después de haberse disputado el maratón de Jerusalén, un maratón que disputaron más de 25.000 personas y al que fueron invitados unos 70 periodistas de todo el mundo, entre ellos Carlos Arribas de El País, se disputará este maratón de Palestina, organizado por el Comité Olímpico de Palestina y Right to Movement. Un maratón donde no habrá atletas kenianos que copen las primeras plazas ni previsión de ningún tipo de récord. Solamente las ganas de correr y las ganas de poder participar.

Y es que en el maratón de Palestina no pueden correr todos aquellos que lo deseen. En las dos primeras ediciones, un atleta palestino que estuvo preparándose durante todo el año para correr este maratón de Palestina, no pudo hacerlo porque el estado de Israel no le permitió el paso en la franja de Gaza. Este joven atleta, con pretensiones de, algún día, ser olímpico, se llema Marcel Abu Shadeq y terminó en segunda posición la temporada pasada. Este joven atleta palestino de 20 años forma parte del equipo nacional de Palestina de Atletismo.

Como decíamos, hace dos semanas se disputó el maratón de Jerusalén que sirvió para limpiar la imagen del país israelí, ya que además de invitar a una gran cantidad de periodistas de todo el mundo, muchos de ellos se hicieron eco de que, por primera vez en la historia, en el maratón de Jerusalén pudieron participar atletas palestinos. Esto es algo, digamos, necesario, y que no debería ser noticia. Pero lamentablemente lo es, y esperemos que el próximo viernes, las buenas intenciones del gobierno de Israel continuen y no pongan ningún impedimento a los atletas palestinos que viven en Gaza y quieran desplazarse a Belén a correr.

Mientras que en Jerusalén corrieron más de 25.000 personas en tres carreras que se disputaron (10k, media maratón y maratón) en el maratón de Palestina, donde también habrá tres carreras,  se esperaba que este año hubieran más de 4.000 atletas participando. Y lo consiguieron, puesto que según la organización, hoy son más de 4.100 atletas inscritos en esta 4ª edición del maratón de Palestina. Sin lugar a dudas una gran noticia para el país, y para nuestro deporte, puesto que por un momento dejamos las cosas negativas y disfrutamos de aquellos placeres que nos produce el correr.

Beyond The Wall from Global Motion on Vimeo.