Haile Gebrselassie, la eterna sonrisa

Haile Gebrselassie

Dicen que Haile Gebrselassie se retira. Según dijo a los medios «me retiro del atletismo de élite, no de correr, que es mi vida». Para la gran mayoría de los medios deportivos, estas declaraciones han hecho mella. Durante estos días podemos ver en muchos lugares tuits, noticias y artículos que hablan sobre la retirada de Haile Gebrselassie. Pero para los que amamos este deporte, la eterna sonrisa del etíope estará presente en cada carrera, ahora más que nunca.

HAILE GEBRSELASSIE, EL ETERNO CAMPEÓN

Cuando hablamos de Gebrselassie se nos vienen a la mente dos cosas: una es etiopía. Y la otra es su eterna sonrisa. Una de las grandes cosas que tiene el atletismo, es que podemos conocer muchos países pequeños del mundo gracias a sus atletas. Para los que nos gusta el deporte y la geografía, cuando vemos un atleta de un país poco conocido, de repente buscamos un mapa y relacionamos atleta y país. A lo largo de la historia ha habido innumerables casos de atletas que surgieron de la nada y pusieron su nombre, y el de su país, en el mapa. Este sería el caso de Haile Gebrselassie. A pesar de que su compañero Abebe Bikila ya marcó el camino, podríamos decir que en la era de la información el logro de Haile Gebrselassie fue agrandar el caminó que hizo Bikila. Sobre todo, lo que consiguió Gebrselassie con su bonita sonrisa cada vez que cruzaba la meta, fue llegar más allá de los amantes del atletismo. Y eso, básicamente, fue lo que le hizo convertirse en uno de los grandes, sino el que más.

Abebe Bikila puso el nombre de Etiopía en el mapa, gracias a su oro en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960. Pero Haile Gebrselassie se encargó de expandir el imperio, gracias a sus innumerables medallas, a sus inmensas carreras, a sus muchos récords y a sus bonitas batallas contra marroquíes, kenianos e incluso los mismo etíopes. 4 veces Campeón del Mundo al aire libre. 4 veces Campeón del Mundo en pista cubierta. 2 veces Campeón Olímpico. 2 medallas de plata en Campeonatos del Mundo al aire libre y una de bronce. 1 medalla de bronce en Campeonato del Mundo de campo a través. Además, una medalla de plata y otra de bronce en Campeonatos africanos. Ahí es nada. En sus manos estuvieron varios récords del mundo que se los quitaron atletas mejores que él, pero no más grandes.

Haile Gebrselassie, la eterna sonrisa

Por detrás de Gebrselassie vino Bekele, Kenenisa. Y más tarde su hermano, Tariku. Y muchos más, incluídas las hermanas Dibaba. Kenenisa Bekele también consiguió muchas medallas. Muchas más incluso que Gebrselassie. Estaba llamado a ser el seguidor de Haile, pero no lo consiguió. Tal vez le faltara algo.

En el año 2011 Haile Gebrselassie recibió el premio príncipe de Asturias. En la parte final del mismo se enfrentó a Raul Gonzalez, jugador del Real Madrid. La eterna sonrisa ganó por 26 votos a 3, otra apabullante victoria. Esta vez muy merecida, porque además de sus medallas y sus logros en las pistas el atleta etíope ha hecho, y hace, mucho más: se preocupa por la gente de su país y ayuda a los más necesitados. El jurado valoró su «excelencia humana y deportiva» y en su día subrayó que «hasta el final de su carrera ha sido un mito desafiando a su propia leyenda».

Pero es que a Haile lo que le gusta es sonreír, el atletismo solo es un medio para conseguirlo.

Recommended For You

About the Author: Somos Atletismo

SomosAtletismo es el portal líder en información sobre atletismo. Si quieres estar a a la última de todo, no dudes en visitarnos cada día

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.