Gladys Tejeda

A la vez que se estaba disputando el Campeonato del Mundo Juvenil en Cali y el Campeonato de Europa Junior en la ciudad de Eskilstuna, en Suecia, empezaban los Juegos Panamericanos de Toronto. Allí, los diferentes países de Sudamérica intentarán luchar de tu a tu contra el gigante de los Estaos Unidos.

El pasado sábado se disputó la prueba del maratón femenino, donde se proclamó vencedora una atleta peruana, de nombre Gladys Tejeda. Esta atleta, desconocida para la gran mayoría de los españoles, es un referente en su país, puesto que fue la abanderada de Perú en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y representa los valores del esfuerzo, superación y sacrificio mejor que nadie.

LA HISTORIA DE GLADYS TEJEDA

Gladys Tejeda (30/09/1985, Junín) viene de una familia pobre, muy pobre, con muy pocos recursos para vivir. Pero el destino quiso dotarle de buenas aptitudes para correr y lo ha aprovechado. Con una marca personal en maratón de 2:28.12 conseguida este mes de abril en el maratón de Rotterdam (Holanda), la atleta peruana se encuentra en segunda posición del ranking de todos los tiempos de su país, solo superada por Inés Melchor, que también corrió en Toronto aunque que no pudo terminar la prueba. La marca de Melchor es de 2:26.48 conseguidos en Berlín en el año 2014, que también supone el récord de Sudamerica.

Tejeda se hizo con la victoria en Toronto con una marca de 2:33.03 y a partir de ahí las RRSS empezaron a echar humo. La primera imagen que se hizo viral fue la que mostraba a Gladys Tejeda sin ningún patrocinador en su camiseta, mientras que su compañera Inés Melchor sí que lucía el suyo propio. Muchas fueron las voces que se alzaron en favor de la atleta peruana, que como hemos dicho al principio, transmite mejor que nadie los valores del esfuerzo, el sacrificio y la superación.

POLÉMICA EN LA TELEVISIÓN DESPUÉS DE LA MEDALLA

Por si fuera poco, Gladys Tejeda se vio envuelta en una polémica suscitada por la televisión peruana, cuando al dar la noticia de la medalla de oro conseguida en Toronto llamaron a la atleta “cholita”, para rectificar a los 30″ y poner “peruana”. En algunos países de Sudamerica, el termino “cholito” es un término discriminatorio, aunque cada vez lo es menos.

De esta forma, muchas son las voces que, a través de las RRSS se han alzado en favor de la atleta peruana reclamando más medios para ella y más justicia para los atletas más desfavorecidos. A pesar de contar con alguna ayuda, como la marca deportiva Asics, la atleta no tiene los medios suficientes que sí tienen otras atletas, pero aun así, con lo poco que tiene, consigue entrenar y rendir mejor que nadie.

Sin lugar a dudas, noticias como esta hacen que nuestro deporte sea un espejo para los más jóvenes. Más allá de polémicas absurdas, cuando vemos atletas como Gladys Tejeda nos damos cuenta de los valores que tiene nuestro deporte. ¡No los desaprovechemos!