La prueba masculina seguía la misma tónica que la prueba femenina. En los primeros compases, africanos y europeos formaban un compacto grupo. Tanto era así que Sergio Sánchez se atrevía a tomar los mandos de la prueba. También el mediofondista Adel Mechaal. Pero rápidamente se descolgaban de las primeras posiciones.

Molla se hace con la victoria en el Cross de Atapuerca

El primer kilómetro se pasaba en 2:53. Mientras que el segundo kilómetro transcurría a 2:48. Era a partir del minuto 10 de la prueba cuando tomaban el mando los atletas africanos. En esos momentos se mantenía el ritmo, hasta que el etíope Aron Kifle daba un gran cambio que rompía la carrera. Los españoles empezaban a descolgarse, pero los mejor posicionados eran Toni Abadía y Ayad Lamdassem.

De esta forma, el grupo de cabeza se reducía a cinco atletas africanos. Que al final, serían los que lucharían por la victoria. Los últimos kilómetros eran de infarto, como suele ser habitual con un plantel de atletas de tanta calidad. Y era el etíope Getaneh Molla quien se hacía con la victoria por delante del ugandés Jacob Kiplimo. Aron Kifle subía al tercer escalón del podio, mientras que Aweke Ayalew terminaba en cuarta posición. Por último, Imane Merga lo hacía en la quinta plaza.

Por lo que respecta a los españoles, el primero fue Ayad Lamdassem, quien demuestra un gran estado de forma y que uno de sus objetivos es estar el 10 de diciebre en Samorín. El segundo mejor de los nuestros fue Carlos Mayo, seguido de Dani Mateo y Alemayehu Bezabeh.