El próximo viernes 28 de octubre se celebrarán las elecciones votaciones que servirán para formar la nueva asamblea de la RFEA. Todos los estamentos que componen el atletismo español (atletas, entrenadores, jueces …) tendrán su oportunidad para votar a aquellas personas que deseen formar parte de la asamblea.

rfea.es

rfea.es

Elecciones a la RFEA

El primer paso para que cualquiera de los tres candidatos consiga el trono es formar una asamblea. Y esto es lo que ocurrirá el próximo viernes 28 de octubre en toda España, aunque no en todas las ciudades, ni siquiera en todas las provincias. Uno de los principales problemas de estas elecciones será la poca cantidad de mesas que pondrán algunas federaciones, teniendo que hacer, en muchos casos, largos viajes de cientos de kilómetros para poder ir a votar, si es que lo hacen, claro.

Como podemos ver en este archivo donde se detallan cuántas mesas electorales habrá en cada comunidad, salta a la vista los que más intereses tienen en que sus representantes voten. Así, por ejemplo, Galicia, federación presidida por el candidato Isidoro Hornillos, ha hecho todo lo posible para que los aficionados al atletismo vayan el 28 de octubre a votar, poniendo por toda Galicia hasta 8 mesas. La misma cantidad de mesas que ha puesto Andalucía, pero hay que tener en cuenta la diferencia de territorio que existe entre una comunidad y otra. Por contra, Catalunya, por ejemplo, solamente pondrá una mesa en Barcelona, haciendo prácticamente imposible que los interesados en votar que viven a cientos de kilómetros de Barcelona puedan ejercer su derecho.

Como prácticamente todo el mundo sabe, los tres aspirantes a la presidencia son Raúl Chapado, Manel González e Isidoro Hornillos. Para la gran mayoría de los aficionados ya hay un ganador, y es que durante todo este tiempo unos candidatos han hecho su trabajo mejor que otros. O diferente. Así pues, en esta última recta, los rumores y el ambiente político están presentes prácticamente en todas las pistas de atletismo del país, y la salsa rosa está servida.

Raúl Chapado, favorito para la victoria

No engañamos a nadie si decimos que en estos momentos hay un claro favorito a presidente de la RFEA, y este es Raúl Chapado. El ex saltador de triple, ha hecho una buena campaña a la que se han sumado gran cantidad de aficionados. Mucho se habla del presidente continuísta y aunque el propio entorno de Chapado afirma que él no es un presidente continuísta, bien es cierto que muchos de los que apoyaron al actual presidente Jose Mª Odriozola apoyan ahora a Raúl Chapado. Sea como sea, el ex saltador presenta un buen proyecto, con muchas novedades y al parecer, con un nuevo patrocinador bajo el brazo, algo que le ha llevado en volandas a ser favorito.

Por contra, uno de los que más fuerte empezó su campaña fue Manel Gonzalez, “la candidatura catalana”, y es precisamente esto lo que más ha sonado en toda la campaña. Toda España afirma que no puede haber un presidente catalán, mientras que los seguidores de Manel afirman que en su equipo hay gente de toda España, y lo que menos, catalanes. Comentarios con poca sustancia a parte, lo que bien es cierto es que al parecer Manel ha perdido algo de fuelle en las últimas semanas. Esta debilidad es lo que ha aprovechado Raúl Chapado para ser más fuerte.

Por último, el que al parecer tiene menos opciones es el gallego Isidoro Hornillos, quien no ha conseguido atraer a los aficionados a lo largo de su campaña electoral. Probablemente el principal obstáculo para el gallego haya sido formar coalición con los responsables de Castilla y León, como todo el mundo sabe. De esta forma, los aficionados al atletismo no desean que el futuro de la RFEA esté en manos de gente que hace todo lo posible para mantenerse en el poder sea como sea. Y esto, a veces, suele pasar factura.

Así pues, el próximo viernes 28 de octubre el mundo del atletismo tendrá su oportunidad para votar, aunque seguramente hayan aficionados que se quedarán sin poder ejercer su voto debido a la lejanía de las mesas electorales. Una vez formada la asamblea, será momento de votar al nuevo presidente, que tendrá la difícil tarea de sacar adelante la Real Federación Española de Atletismo.