Copa de Europa de Clubes

A estas alturas, prácticamente todo aficionado al atletismo sabrá que el Valencia Terra i Mar y el Playas de Castellón han conseguido un maravilloso doblete en la Copa de Europa de clubes. Esto es un logro más del atletismo español, fruto del trabajo y la constancia. Con este doblete, el atletismo español entra en la historia de la Copa de Europa de clubes, ya que junto a Italia (1996) y Rusia (en 13 ocasiones) son los únicos países en conseguirlo.

Mientras que para los chicos del Playas de Castellón es su primer triunfo, para las chicas del Valencia Terra i Mar es el segundo título consecutivo, ya que la temporada pasada se hicieron con su primera victoria en Vilareal de San Antonio, Portugal. Seamos realistas, este doblete se ha conseguido gracias a la renuncia del equipo ruso, tanto en categoría masculina como en la femenina. Rusia, una de las potencias a nivel mundial en atletismo, renunció hace unos años por falta de presupuesto. Primero con el equipo masculino y la temporada pasada, con el femenino. Gracias a ello nuestros clubes pueden presumir de ser los mejores de Europa.

FANTÁSTICO DOBLETE EN LA COPA DE EUROPA DE CLUBES

El doblete conseguido por los equipos valencianos es una magnífica noticia. Los dos equipos tienen ahora la obligación de ser embajadores del atletismo español y luchar por un reconocimiento justo de sus logros. Por desgracia, la noticia no ha trascendido más allá de los medios online. Muchos medios tradicionales se han hecho eco de la noticia, simplemente comentándolo por internet, pero ninguno de ellos ha dedicado a esta Copa de Europa el espacio que se merece.

Por lo que respecta a las actuaciones individuales hubo cuatro mejores marcas españolas del año. Bruno Hortelano hizo 20.72 en 200 ml, Josephine Onya corrió el 100 mv en 13.22, Estela García en 200 ml (23.91) y Diana Martín en 5.000 (16:06:96). Además, Antoine Gakeme, atleta de Burundi que entrena en Alicante con Llorenç Solbes hizo 1:45:77 en 800 consiguiendo el récord de la competición mientras que Pablo Bugallo  se colocó segundo promesa de todos los tiempos gracias a una gran marca de 73.46.